Comunicado de María Lapiedra

Sexplayate
-
01/04/2016
-
  • Comunicado De María Lapiedra - Sexplayate - 1/1

El sexo abre las puertas de la libertad, este arte no debería llamar tanto la atención de la gente; somos muchas o muchos los que tenemos el deseo de alcanzar la liberación a través de el deseo sexual, la sensualidad, los actos eróticos y la excitación sexual; es por eso que al practicar sexo, hacer el amor y dar o recibir placer, lo único que buscamos es la libertad. No se trata simplemente de sexo apasionado, debemos meternos de lleno en la intimidad del erotismo. La identidad de esta intimidad crea bellos sentimientos en nuestro interior. El pene, las tetas, el coño, o el culo, no sólo han de ser los protagonistas de una aventura, incidente, circunstancia, o casualidad. El romance sexual contempla hazañas, andanzas, acontecimientos y hechos sexuales que convierten al patrón de atracción en un gran evento sexual... el arte no se debe dejar escapar, pero en cambo son muchos los que huyen del arte sexual y de los actos eróticos que buscan algo nuevo.



En nuestras vidas existe un gran contenido sexual y prácticas eróticas. Muchísimas personas de gran importancia en la sociedad, admiran estas prácticas sexuales, aunque desde una visión bastante hipócrita, y en silencio. Incluso en ocasiones utilizan cuerdas, látigos, disfraces, vibradores, esposas, etc.



Como personas que somos a la hora de juzgar a la gente por lo que hace en su intimidad, deberíamos viajar por nuestro interior y contemplar nuestro estilo de vida actuando en la sexualidad. En ese viaje se abre una puerta hacia la libertad, en el cual la gente lo único que busca es abrir las puertas de la libertad y aceptar quien somos en realidad. La identidad de cada uno/a, está delante de nuestros ojos para crear sentimientos, lo queramos o no. Siempre podemos aprender de lo que hacen otros, sin censurar sus hechos o de enviarlos al infierno. Debemos darnos cuenta, de que todo lo que nos ocurre, evidentemente sin dañar a terceras partes, aporta algo a la sociedad. 


 La exposición de contenido sexual también es arte.